Décimas y recuerdos

mayo 29, 2009

Hoy me encontré, entre papeles y fotos de no se sabe cuándo, unas décimas que fueron para mí muy gratas. Las escribieron entre varios, según me dijeron, en una noche de borrachera y euforia en F y 3ra.

Fue a raíz de un examen final de Teoría de la Comunicación. Si no recuerdo mal, el curso anterior, en mi soberbia de profesora recién estrenada, yo había ensayado la fórmula del “libro abierto”, y no por indulgencia, sino todo lo contrario.

Esto, sin embargo, los muchachos del próximo curso no lo sabían y alimentaron la esperanza de tener a su disposición los textos como auxiliadores para redactar unas largas explicaciones que con el tiempo yo misma fui valorando como inútiles y hasta engañosas.

Teoría de la Comunicación se iba convirtiendo en una de las asignaturas-terror, y ellos (un grupo pequeño de “díscolos”) sentían más duramente que los otros el miedo a desaprobar con el riesgo de tener “mundial” (examen de última oportunidad en época de vacaciones) o incluso tener que repetir el año.

El asunto es que a pesar de esa presión, ellos, casi todos varones, no dejaron de divertirse un segundo con todo esto, con la Teoría, con los sacrosantos autores y, por supuesto, conmigo.

Tengo la certeza de que la mayoría de ellos llegaron a quererme a pesar de todo, e incluso más de lo que yo me imaginaba. Pero sé además, y es lo mejor, que algo de Teoría de la Comunicación aprendieron.

Yo también los recuerdo con mucho cariño, y me da risa imaginarme en qué circunstancias escribieron esto:

No creo que sea cierto
Lo visto por estos ojos
Se cerraron los cerrojos
De la prueba a libro abierto
Con el ánimo al revés
Ya salido del stress
Y en medio de la emoción
Me tomo este pomo e´ron
Contento por ese 3.

Mas ahora estoy tranquilo
Después de saber la nota
Antes la sonrisa rota
Y el humor en un bacilo
Esto me sacó hasta el kilo
Y del pellejo las tiras
Son verdades o mentiras
Las causas de esta alegría
Aprobamos Teoría
Y no gracias a Palmira.

Yerbabuena, romerillo,
Unos pesitos y un coco
De maíz en grano un poco
Y un espejito con brillo.
También un trapo amarillo
Amansaguapo y café
Una vieja y un bembé
Un rezao pa´ Milena
Y pa´lo santo una cena
Con una gotica e´ té.

Está Wolf el babalao
Y Umberto Eco el palero
Mattelart en el caldero
Canclini un poco cansa´o
Está Orozco arrebata´o
Hovland haciéndose santo
Fabri salta del espanto
Cuando sorprendió a Adorno
Con la semiótica porno
Y disfrutándola tanto.

Tomamos un cocimiento
Y arrancamos vencedor
Tradujimos el dolor
En algún conocimiento.
Si no estudio me arrepiento
Y me mandan a mundial
Y no está bien, está mal,
Pues ni Lazarsfeld el brujo
Se reiría del pujo
De este mi error garrafal.

Y me corrieron la manta
Cuando dormía de noche
Y vi a Barbero en un coche
–aquella visión me espanta—
Vi a la profe hecha una santa
La saya por las rodillas
Ocultas las maravillas
De las curvas de sus piernas
Y otras miraditas tiernas
De los pies a las costillas.

Gilberto con el Ileana
Se rompía la cabeza
Capote con gran tristreza
Pa´ cigarros daba lana
Y a mí me daba la gana
Del libro de Margarita.
Y el Conra que nos invita
A leer con Francisnet
El libro de Ramonet
Y extraerle algunas citas.

De madre lo que pasamos
En estos últimos días
No puede haber cobardía
Cuando nosotro´ estudiamos
Esta guerra la ganamos
Nos escapamos de allí
Más no creo lo que vi
Al salir yo del bestiario
Desperté y el dinosaurio
Todavía estaba allí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: