Escotofóbicos y termofóbicos… esperando El Apagón

mayo 24, 2009

“Cuando se vaya la luz mi negra…”, cantaba Frank Delgado hace ya más de diez años, y hasta más de quince probablemente. No sé. El asunto es que luego de haber superado El apagón cubano desde hace varios años ya, vuelve a resurgir su fantasma, acechante.

Apagón

Apagón

Por todas las vías ya se ha dicho. Primero se conoció la información de que el país había gastado 40 000 toneladas de petróleo por encima de lo planificado de enero a abril. Luego un artículo del director de Granma nos recordaba que hay una crisis económica mundial en curso y que el petróleo está muy caro y que hay que ahorrar porque si no… ¡Ahorro o muerte!, se ha dicho.

Más adelante se han anunciado medidas de reforzamiento del control del gasto eléctrico en entidades estatales y se ha llamado al sector residencial a que disminuya también el consumo.

De no resolverse con estas medidas, si se mantiene más alto de lo previsto el consumo de petróleo para la generación eléctrica, no quedará más remedio –nos explican- que volver al apagón.

No creo que haya un tema en este momento que interese más y cree más expectativas entre la gente. Y no es por la crisis mundial, ni porque necesariamente las personas estén haciendo planes de restricción del gasto o vayan a asumir solícitos la tarea del ahorro, sino porque dan por sentado el regreso del calor y la oscuridad, precisamente a las puertas de este verano.

Escotofóbicos y termofóbicos, así terminamos la mayoría de los cubanos los durísimos primeros años del Período especial, donde se decía, y con razón, que no había apagones, sino alumbrones.

Quizás sea el trauma psicológico de la nación más duradero. Y no parece haber diván que lo resuelva mientras nuestros destinos sean tan excesivamente dependientes de los vaivenes caprichosos y erráticos del llamado oro negro y sus “daños colaterales”.

:::::::::::::::::::::::::::

Escotofobia: Miedo a la oscuridad.
Es muy común cuando de niños pequeños se trata y en algunos casos, variando el grado, se lo puede observar en adultos. Otros nombres para esta fobia son acluofobia, ligofobia, mictofobia y nictofobia.
(…) El miedo a la oscuridad no es el miedo a la ausencia de luz, sino a los peligros posibles o imaginarios que la oscuridad oculta. Algunos investigadores, comenzando por Sigmund Freud, consideran el miedo a la oscuridad como una manifestación de la ansiedad de separación.

Termofobia: Se define como un persistente, anormal e injustificado miedo al calor.

Sobre otra fobias, aquí.

:::::::::::::::::::::::::::

Actualizo este post el 25 de mayo:

Granma reacciona con un artículo titulado “Ni fantasmas ni apocalipsis” firmado por Alberto Núñez Betancourt. Las críticas fueron dirigidas al enfoque de la agencia Reuters sobre este tema.

“Frecuentemente uno lee cables de agencias internacionales de prensa que no reflejan con objetividad la realidad cubana. Tal es el caso de un reciente despacho de Reuters que, con prejuicio y mala interpretación de artículos publicados en Granma y de declaraciones de funcionarios del Gobierno, casi da por hecho, cual fantasma en escena, el regreso de los apagones.

El corresponsal no ha entendido el mensaje. Las veces en que aparece el vocablo apagón en los textos referidos ha sido para alertar la necesidad de evitar el sobreconsumo, porque de lo contrario, habrá apagones.”

::::::::::::::::::::::::::::

¿Tendrá más cola el asunto?

::::::::::::::::::::::::::::

EFE responde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: