Archive for mayo, 2009

Por Cuba… ¡Pásalo!

mayo 31, 2009

Que suerte haber visto esto todavía a tiempo, para poder contribuir un poquito más a su difusión antes del 1 de junio.

Me imagino que si nos “movemos” con más “agilidad” aún que el virus H1N1, pero a través de la red virtual y sin hacer estornudar a nadie, podríamos lograr cosas tremendas para que se oiga donde se deba la exigencia cubana de que nos dejen en paz hacer nuestro país como nos parezca. ¡Que ya nos la arreglaremos nosotros aquí adentro!

Movilización Web: Por Cuba

Movilización Web: Por Cuba

Anuncios

Décimas y recuerdos

mayo 29, 2009

Hoy me encontré, entre papeles y fotos de no se sabe cuándo, unas décimas que fueron para mí muy gratas. Las escribieron entre varios, según me dijeron, en una noche de borrachera y euforia en F y 3ra.

Fue a raíz de un examen final de Teoría de la Comunicación. Si no recuerdo mal, el curso anterior, en mi soberbia de profesora recién estrenada, yo había ensayado la fórmula del “libro abierto”, y no por indulgencia, sino todo lo contrario.

Esto, sin embargo, los muchachos del próximo curso no lo sabían y alimentaron la esperanza de tener a su disposición los textos como auxiliadores para redactar unas largas explicaciones que con el tiempo yo misma fui valorando como inútiles y hasta engañosas.

Teoría de la Comunicación se iba convirtiendo en una de las asignaturas-terror, y ellos (un grupo pequeño de “díscolos”) sentían más duramente que los otros el miedo a desaprobar con el riesgo de tener “mundial” (examen de última oportunidad en época de vacaciones) o incluso tener que repetir el año.

El asunto es que a pesar de esa presión, ellos, casi todos varones, no dejaron de divertirse un segundo con todo esto, con la Teoría, con los sacrosantos autores y, por supuesto, conmigo.

Tengo la certeza de que la mayoría de ellos llegaron a quererme a pesar de todo, e incluso más de lo que yo me imaginaba. Pero sé además, y es lo mejor, que algo de Teoría de la Comunicación aprendieron.

Yo también los recuerdo con mucho cariño, y me da risa imaginarme en qué circunstancias escribieron esto:

No creo que sea cierto
Lo visto por estos ojos
Se cerraron los cerrojos
De la prueba a libro abierto
Con el ánimo al revés
Ya salido del stress
Y en medio de la emoción
Me tomo este pomo e´ron
Contento por ese 3.

Mas ahora estoy tranquilo
Después de saber la nota
Antes la sonrisa rota
Y el humor en un bacilo
Esto me sacó hasta el kilo
Y del pellejo las tiras
Son verdades o mentiras
Las causas de esta alegría
Aprobamos Teoría
Y no gracias a Palmira.

Yerbabuena, romerillo,
Unos pesitos y un coco
De maíz en grano un poco
Y un espejito con brillo.
También un trapo amarillo
Amansaguapo y café
Una vieja y un bembé
Un rezao pa´ Milena
Y pa´lo santo una cena
Con una gotica e´ té.

Está Wolf el babalao
Y Umberto Eco el palero
Mattelart en el caldero
Canclini un poco cansa´o
Está Orozco arrebata´o
Hovland haciéndose santo
Fabri salta del espanto
Cuando sorprendió a Adorno
Con la semiótica porno
Y disfrutándola tanto.

Tomamos un cocimiento
Y arrancamos vencedor
Tradujimos el dolor
En algún conocimiento.
Si no estudio me arrepiento
Y me mandan a mundial
Y no está bien, está mal,
Pues ni Lazarsfeld el brujo
Se reiría del pujo
De este mi error garrafal.

Y me corrieron la manta
Cuando dormía de noche
Y vi a Barbero en un coche
–aquella visión me espanta—
Vi a la profe hecha una santa
La saya por las rodillas
Ocultas las maravillas
De las curvas de sus piernas
Y otras miraditas tiernas
De los pies a las costillas.

Gilberto con el Ileana
Se rompía la cabeza
Capote con gran tristreza
Pa´ cigarros daba lana
Y a mí me daba la gana
Del libro de Margarita.
Y el Conra que nos invita
A leer con Francisnet
El libro de Ramonet
Y extraerle algunas citas.

De madre lo que pasamos
En estos últimos días
No puede haber cobardía
Cuando nosotro´ estudiamos
Esta guerra la ganamos
Nos escapamos de allí
Más no creo lo que vi
Al salir yo del bestiario
Desperté y el dinosaurio
Todavía estaba allí.

No es posible contener la multiplicidad de voces

mayo 28, 2009

Entre marzo y mayo de 2009 cuatro personas -compañeros y ex alumnos- me pidieron ayuda para contestarles cuestionarios en calidad de “experta” para utilizar mis criterios en sus tesis respectivas.

La verdad es que fue una afluencia inesperada, porque ni soy tan “experta”, ni tenía la más remota expectativa de poder “ayudar” a tantas personas a la vez.

Los cuestionarios que me entregaron,  sobre aristas variadas del periodismo digital, versaban todos sobre la “maldita circunstancia” -atrayendo a la fuerza a Virgilio- de la prensa cubana actual, sobre todo en Internet.

Eso lo hace interesante también en la medida que nuestra prensa o nuestra “maldita circunstancia”, no es necesariamente tan específica. Puede haber, y hay, muchos rasgos que compartimos con otros sistemas de prensa en otros lares.

Entrevistadora:

Adalys Ray Haynes, periodista, Las Tunas. Presidenta de la Unión de Periodistas de Cuba en esa provincia. Blog personal: http://tuneros.wordpress.com. Estudiante de Maestría de la UH.

1. A su juicio  ¿Cuáles son las competencias especiales/ideales que necesita el periodista digital en Cuba hoy?

Periodista multiuso

Periodista multiuso

No creo que haya especificidades para el periodista cubano, en cuanto a las competencias que necesita desarrollar para adaptarse y sobrevivir airoso y creativo ante el torbellino tecnológico que viene afectando a la profesión, desde hace casi dos décadas.

La lista de competencias podría ser demasiado amplia, y no creo poder dominarla completamente. Un intento de “lista” lo realizamos en el grupo de trabajo de la Red ICOD que por más de dos años estuvimos trabajando precisamente este tema.

De todas formas, desde que personalmente me asomé a estos temas, a finales de los ´90s, me pareció de inmediato que hay algunos ejes elementales donde se “juega” el cambio de los roles y las ideologías básicas del profesional del periodismo de cara a Internet. A saber:

-La comprensión/inmersión del periodista en el hecho tecnológico: lo he dicho otras veces y sigo creyendo que el periodista que trabaja para y con Internet debe dejar de ser un consumidor pasivo de herramientas para convertirse en una persona que comprende las herramientas, en la medida en que estas son cada vez  más “inteligentes” y se sustentan en filosofías tan novedosas y contraculturales como la filosofía red.

-El desarrollo de una sensibilidad narrativa diferente, basada si se quiere en la “infinitud” y la no linealidad propia del hipertexto. Esto constituye una de las rupturas culturales más poderosas a las que podemos estar sometidos ahora mismo. Nuestra cultura y nuestro modus vivendi se basan precisamente en la linealidad y la secuencialidad, tanto espacial como temporal, tanto física como mental. El hipertexto, como hecho tecnológico y como paradigma narrativo, postula una gran remoción de los márgenes en los que nos hemos desenvuelto. Construir hipertextos no es “poner enlaces” solamente, por cierto, sino pensar complejamente, a partir de lexias interrelacionadas, la realidad acerca de la cual el periodista se pronuncia.

Y por último,

-Un probable corrimiento del “centro de poder”. Esto significa que la interactividad, el paso de modelos comunicacionales basados en la relación de muchos con muchos (y no ya de unos pocos con muchos, propio del modelo de la comunicación masiva tradicional), socava el autoritarismo habitual de la voz del periodista/periodismo.

No es ya posible contener la multiplicidad de voces, y al periodista le toca acostumbrarse al diálogo e ir abandonando el monólogo. Hay muchos ejemplos que han confirmado esta tendencia. Quizás el más reconocido es el uso de la web 2.0.

Se ha dicho que esta es la causa de una desprofesionalización del periodismo –recuerda los agoreros que afirmaban hace solo unos años la desaparición de la profesión–, pero yo creo justamente lo contrario. Es ahora el momento de liberar las capacidades de nuestra profesión, de amplificar su encargo social, convirtiéndonos cada vez más en vehículos dialogantes; para que la sociedad delibere, se vea a sí misma, se imponga el pensamiento crítico y se refuercen mucho más las tendencias democráticas en la sociedad humana.

2. ¿Qué competencias cree usted que asimilaron los periodistas cubanos con la llegada del periodismo digital?

Hasta donde conozco y he podido observar, los periodistas cubanos hemos ido acostumbrándonos lentamente y de formas muy disparejas a estas nuevas circunstancias tecnológicas y comunicacionales. Hay muchos factores: económicos, tecnológicos –la precariedad de nuestra dotación tecnológica: hardware, software y conectividad–, e ideopolíticos –el centralismo poco democrático genera resquemores en el contexto de un país asediado comunicacional e informacionalmente también.

Haciendo balance, sin embargo, siento que hay talento y creatividad desperdiciados o no suficientemente explotados. Yo he conocido personas que comprenden perfectamente de qué se trata el periodismo digital, y que sin embargo se aburren de lo lindo en la producción, ya sea porque carecen de tecnologías, o porque están sometidos a políticas informativas cegatas, o porque los directivos no están convencidos o los subordinados tampoco –conozco ambos casos.

Es decir, nuevamente le huyo a la idea de darte una lista de competencias.

En resumen, creo que las competencias que no han podido desarrollarse todavía están represadas por un contexto profesional que puedo decir, sin temor a equivocarme, que no las propicia suficientemente, por más que se declare el propósito y todos estemos de acuerdo en mejorar nuestro periodismo digital: factores estructurales, de fondo, han conspirado extraordinariamente y han hecho que todavía en el año 2009 uno encuentre proyectos en Internet que parecen recién estrenados en 1999.

3. ¿Considera usted que existe en Cuba un programa adecuado para la   superación profesional de  los periodistas que laboran para medios digitales? ¿Por qué?

¿Adecuado? No sé si debe haber “un” programa. Pero sí creo que hemos estudiado y enseñado bastante, para lo básico al menos, y que ya son muy pocos los que pueden considerarse completamente analfabetas.

Sobre todo las Facultades de Comunicación de todas las universidades y especialmente de la UH, y el Instituto Internacional de Periodismo José Martí llevan años aplicando su abono, y algo han venido logrando.

De todas formas, en honor a la verdad, hay bastante qué hacer y no pienso que hayamos podido ser suficientemente orgánicos en la formación profesional y la capacitación postgraduada. Pero en esto también muchos límites los ha impuesto la propia práctica de la profesión.

La hipertextualidad es irrenunciable en Internet

mayo 28, 2009

Entre marzo y mayo de 2009 cuatro personas -compañeros y ex alumnos- me pidieron ayuda para contestarles cuestionarios en calidad de “experta” para utilizar mis criterios en sus tesis respectivas.

La verdad es que fue una afluencia inesperada, porque ni soy tan “experta”, ni tenía la más remota expectativa de poder “ayudar” a tantas personas a la vez.

Los cuestionarios que me entregaron,  sobre aristas variadas del periodismo digital, versaban todos sobre la “maldita circunstancia” -atrayendo a la fuerza a Virgilio- de la prensa cubana actual, sobre todo en Internet.

Eso lo hace interesante también en la medida que nuestra prensa o nuestra “maldita circunstancia”, no es necesariamente tan específica. Puede haber, y hay, muchos rasgos que compartimos con otros sistemas de prensa en otros lares.

Entrevistadora:

Yamisleydis Montoya Pupo, editora de www.tiempo21.cu, desde Las Tunas. Estudiante de Maestría de la UH.

1. Los medios digitales imponen en la actualidad el uso potencial de la nueva gramática del Periodismo Digital, el hipertexto. A partir de esta premisa: ¿Qué importancia le concede a la hipertextualidad en este escenario mediático?

La hipertextualidad es la base de esa nueva gramática. Es irrenunciable. No puede haber medios digitales no hipertextuales. Especialmente los que se basan en la aplicación web, cabe decir que son hipertextuales tanto como el agua es húmeda, citando una buena frase de nuestra colega Rosa Miriam Elizalde.

Manos, de Maurits Cornelis Escher

Manos, de Maurits Cornelis Escher

No obstante, podría existir un grado de “hipertextualidad consciente”. Es decir, la puesta en práctica del discurso no lineal, de forma deliberada, con todo lo que esto implica desde el punto de vista cultural y comunicacional.

Podría especularse que cuanto más alto sea este grado de “hipertextualidad consciente”, más “digitales” serán las formas narrativas e interactivas que se alcancen.

2. ¿Cuáles son a su consideración las estructuras hipertextuales más eficaces para el contenido periodístico de los medios digitales?

No sé exactamente a qué te refieres con “estructuras hipertextuales”, pero en todo caso asumo que serán más eficaces aquellas que resuelvan de mejor manera el reto de servir a la comunicación.

La discusión acerca de la famosa pirámide invertida, acerca de su pertinencia o su bancarrota, no creo que esté totalmente resuelta. Creo que son interesantes los esfuerzos canónicos de autores como Ramón Salavarría en su libro Redacción periodística en Internet, pero no recomiendo a nadie asumir como definitivas esas pautas.

A veces, más que los narradores (periodistas entre ellos) o los filólogos (analistas del hipertexto), son los ingenieros informáticos los que van imponiendo la pauta de la redacción, al producir los modelos de presentación de contenidos en los CMSs.

Pensemos, por ejemplo, hasta qué punto puede estar influenciando en el estilo redaccional periodístico en medios digitales, la existencia de los blogs y su muy particular manera de presentar los contenidos.

3. ¿Qué retos le prevé usted a los medios digitales con el aprovechamiento de la hipertextualidad?

Yo creo que la hipertextualidad no se “aprovecha”, sino que se utiliza. Es decir, hay que tener un programa de comunicación, una estrategia, una intención, un objetivo deliberado para que el hipertexto crezca y adquiera la fuerza cognitiva que puede llegar a tener tanto para el sujeto lector como para el sujeto autor. Ese es el primer reto entonces: querer utilizar el hipertexto para desatar su fuerza liberadora.

Cuba debería utilizar Internet para desarrollar un paradigma comunicacional basado en el diálogo y en la participación

mayo 25, 2009

Entre marzo y mayo de 2009 cuatro personas -compañeros y ex alumnos- me pidieron ayuda para contestarles cuestionarios en calidad de “experta” para utilizar mis criterios en sus tesis respectivas.

La verdad es que fue una afluencia inesperada, porque ni soy tan “experta”, ni tenía la más remota expectativa de poder “ayudar” a tantas personas a la vez.

Los cuestionarios que me entregaron,  sobre aristas variadas del periodismo digital, versaban todos sobre la “maldita circunstancia” -atrayendo a la fuerza a Virgilio- de la prensa cubana actual, sobre todo en Internet.

Eso lo hace interesante también en la medida que nuestra prensa o nuestra “maldita circunstancia”, no es necesariamente tan específica. Puede haber, y hay, muchos rasgos que compartimos con otros sistemas de prensa en otros lares.

Entrevistador:

Miguel Díaz Nápoles, periodista, editor web (www.tiempo21.cu) y fotorreportero. Blog personal: http://cubamia.t35.com/, estudiante de Maestría de la UH.

1. Hablar de medios digitales es hablar de nuevos paradigmas de la comunicación. ¿Concuerda o disiente de esta afirmación?

Absolutamente de acuerdo. En Cuba y en cualquier lugar.  Aunque sea solo para la cuarta parte de la población mundial –que es la única que se conecta a Internet– estamos ante la posibilidad de superar la unidireccionalidad y la asimetría propias de la comunicación masiva, para conseguir unas formas más liberadoras y dialogantes de la comunicación.

2.  A su modo de ver, ¿cuáles son las debilidades fundamentales de la prensa digital cubana?

Las mismas que pueden señalársele a la prensa “no-digital”. A mi juicio: capacidad y disposición para pensar en el otro y desde el otro sus mensajes; mayor altura cultural e ideológica en la extremadamente dura batalla por cuestionar y socavar la hegemonía material y espiritual del capitalismo global; sentido político para no confundir la comunicación con la propaganda. Además, dotación tecnológica, recursos materiales de todo tipo, y recursos humanos con más capacidad crítica e interés y posibilidades de innovar e innovarse.

Red

Red

3. ¿Cree que es eficaz el mensaje en los medios de prensa digitales de Cuba?

No lo creo. Lo creeré así el día en que nuestra prensa se convierta en la referencia primera y obligada de la información sobre Cuba para el mundo. Cuando dejen de ser las agencias norteamericanas y europeas las que siempre pongan la nota sobre lo que ocurre en el país.

Otro indicador de eficacia será el día que los ciudadanos cubanos residentes en Cuba o fuera de la Isla prefieran los medios de prensa cubanos para “conectarse” con el país; cuando no puedan vivir sin consumir nuestra prensa.

4. ¿Considera que la prensa digital cubana utiliza los paradigmas de la comunicación para Internet?

Muy limitadamente.

5. ¿Cuáles son a su juicio los paradigmas de la comunicación para Internet que más se ajustan a la prensa digital cubana?

Idealmente, y considerando que la propuesta sociopolítica y económica del proyecto revolucionario cubano es de carácter socialista, Cuba debería ser el país cuya prensa más y mejor avanzara en la utilización de Internet para desarrollar un paradigma comunicacional basado en el diálogo y en la participación. Al menos este debería ser el horizonte.

6. ¿Cree que la prensa digital cubana debe tener sus propios paradigmas?

No.

8. ¿Cree usted que los medios digitales deben tener sus propias redacciones o pueden trabajar a partir de las redacciones tradicionales?

Eso está en discusión en el mundo entero. No tengo respuestas, pero además creo que cada caso escogerá sus modelos para ajustarlo a sus especificidades y sus propósitos.

9. ¿Cree que los periodistas y demás profesionales que trabajan en la prensa digital cubana están lo suficientemente preparados para lograr eficacia en el mensaje?

No. Creo que hay mucho talento desperdiciado, pero al mismo tiempo ha habido una tendencia sostenida a la desprofesionalización, y yo diría que a la mediocrización paulatina de nuestro sector. Eso ha sido un proceso y ha afectado también a los intentos o los proyectos de la prensa digital.

10. ¿A qué atribuye el periodismo de volcado que se utiliza en muchos medios digitales?

Al desinterés por la innovación.